Si quieres hablamos

Seria lo correcto. Hablar. Porque si hablas de mi, ¿porque no me hablas a mi?

Que en realidad no me apetece nada hablar contigo. Pero son muchos años, y aunque diga que no, me dueles. 



¿Sabes aquellas canciones que aparecen en tu vida y se convierten en la canción de un momento para siempre? 



Si Quieres Hablamos

Antonio Orozco


Se habla con gestos

A veces con versos

Se habla que es gratis y el daño está hecho

Cuentan las olas, las horas y el precio

Cuentan batallas que no tienen dueño


Se habla en silencio

Igual que de miedos, de cuernos, de premios

De vicios y acentos

Se habla de uno, del otro y del resto

Días vacíos y amores deshechos

e dice que entiende y no entiende ni el texto


Dice que sabe y no sabe ni el precio

Que cuenta que tiene y no tiene remedio

Que cuenta que vive y se muera a destiempo

Reunión de ignorantes, de tortugas y tercos

De unicornios salvajes y de un mundo imperfecto

De un mundo incorrecto


Se habla del tiempo, se habla del viento

Se habla del cómo y se habla no hablando de mí

Se habla de cuándo y de dónde y de todo y de nada

Y si quieres hablamos, pero insisto no hables de mi


Y que sepas que cuanto más dices, más hablas de ti


Valiente asesino es aquel que en la bruma

Nos habla de luz

Que gran justiciero, que batalla perdida

Pretende esa luz

Opinión de cobardes, de memoria inocente

De caballos sin alas y de un mundo sin gente

De mundos inertes


Se habla del tiempo, se habla del viento

Se habla del cómo y se habla no hablando de mí

Se habla de cuándo y de dónde y de todo y de nada

Y si quieres hablamos, pero insisto no hables de mi


Y que sepas que cuanto más dices… (más dices)


Se habla del tiempo, se habla del viento

Se habla del cómo y se habla no hablando de ti

Se habla de cuándo y de dónde y de todo y de nada

Y si quieres hablamos, pero insisto no hablo de ti


Y que sepas que cuanto más digo, más hablo de mí




Esta mañana, he escuchado en bucle el nuevo disco de Antonio Orozco, que, por cierto, no puede gustarme más. Esta canción, Si quieres hablamos, es una de las que más me ha gustado desde un principio. Pues, lamentablemente, ha sido una canción vaticinio. 


¿Y ahora?, ¿Cómo puedo cambiar este momento? 


No quiero cambiar la canción, quiero cambiar el sentimiento. Quiero cambiar el recuerdo asociado. 


Me importa más conservar la canción que el recuerdo. 


Porque tú ya llevas tiempo hablando. Hoy, únicamente, ha sido un día más. Y como dice la canción “que sepas que cuanto más dices, más hablas de ti”. 




Igualmente reconozco, porque si, yo reconozco las cosas, las que hago bien y las que hago mal. 


Pues, reconozco que me dueles. 


Por ahora. 


Porque se que tu recuerdo desaparecerá o dejará de doler. 


Y cuando vuelva a escuchar esta música ya no me transportará a sentimientos de tristeza, dolor, pena, sorpresa... Si. Sorpresa es el sentimiento que siento cada vez que me dicen que hablas de mi. Y es sorpresa porque hace mucho tiempo que no hablamos, con lo que lo que dices es tu realidad, no la realidad. 



Y lo escribo para desenredar el nudo en mi estomago. Y lo escribo porque se que me lees. Y quiero que lo leas. Así que…



¿Puedo pedirte sólo una cosa?

Háblame en silencio. 


Gracias

Coral

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero que se cumpla mi sueño

El sonido del ruido

¿Esperar de?