TradiciON

Una tradición es mantener de generación en generación la transmisión de doctrinas, costumbres, formas de vivir, usos…y hoy en día, muchas de ellas se están perdiendo.

Este año, la mayoría de mis felicitaciones de Navidad y Año Nuevo han sido a través de una postal enviada por correo tradicional. En mis viajes, mando siempre a ciertas personas postales también por correo. Me da pena que estas costumbres, por ejemplo, se estén perdiendo. ¿Adónde ha ido el arte de la sorpresa? Me encantan las redes sociales, pero reconozco que con ellas también  perdemos muchas otras.

¿Cuándo recibíais una postal, no sonreíais?, ¿Cada vez que recibías una carta de alguien que estaba lejos, no te ponías nervioso y tenías ganas de empezar a leerla y saber que te contaba?, ¿Dónde ha quedado todo esto?

Me acuerdo que en casa de mis abuelos ponían todas las postales que recibían en la pared del comedor. Incluso un año las colgaron en forma de árbol de navidad. Recibían muchísimas y todas juntas quedaban preciosas. Por cierto, ¿sabéis cuál es el origen de las postales de Navidad? Pues las tarjetas navideñas fueron inventadas por un señor británico que se llamaba Sir Henry Cole, quien en el año 1843 encargó a John Calcott Horsley, un amigo pintor, que le dibujara y pintara una escena navideña. Luego lo llevaría a reproducir en una imprenta, para después escribirle unos breves deseos de felicidad, firmarlas y enviarlas a los amigos y familiares. Hicieron 1000 unidades y las que no usaron, las vendieron. En 1862 se empezaron a imprimir tarjetas navideñas en serie, y fue un éxito inmediato. En 1893 la Reina Victoria encargó 1000 tarjetas a una imprenta británica y la tradición se confirmó como tal.  

Existen muchas tradiciones alrededor del mundo. Existen las que aunque se vayan inventando aplicaciones en nuestros teléfonos, la gracia esta en hacerlo en vivo y en directo. De las tradiciones de Navidad, más curiosas, para mí, están por ejemplo las de República Checa. Las mujeres solteras se colocan de espaldas a la puerta de su casa. Tiran un zapato de tacón a lo ramo de bodas. Si el zapato cae apuntando el tacón hacia la puerta, se quedará soltera un año más, si por el contrario cae al revés, habrá matrimonio. En Uruguay abren los regalos de navidad antes de irse a dormir. Lo llaman la hora cero. En Eslovaquia, durante la cena de Navidad, arrojan una cuchara del plato tradicional llamado Loksa al techo. Cuanta más comida quede pegada, más próspero será el siguiente año. En Alemania, Santa Claus llega el seis de
diciembre. En la antigua Yugoslavia, el 23 de diciembre los niños atan a sus madres. Las mamás a cambio de la libertad les dan regalos a sus hijos. El 27 de diciembre, se repite lo mismo pero con los padres. En Islandia, 13 días antes de Navidad tienen la visita de los duendes yules o jólasveinarnir. Si los niños se han portado bien, tendrán un regalo, si se han portado mal, se encontraran dentro de su zapato una patata. En Noruega esconden las escobas. Así evitan que las brujas y los espíritus diabólicos puedan pasearse a sus anchas. En Australia celebran la Navidad en pleno verano con temperaturas hasta 38 grados. En Italia tienen una bruja buena llamada Befana que reparte regalos a los más pequeños. Comen lentejas sustituyendo a las uvas, y fueron ellos los que se inventaron la buena fortuna de llevar lencería roja. Y ¿El Caganer? Cada vez es más conocido en todo el mundo. Como ya sabéis, consiste en un pastorcillo en la posición de defecar. Actualmente encontramos caganers de todas las profesiones y se ha convertido en el personaje favorito de los niños y los coleccionistas.

Este año he descubierto una tradición que me ha encantado, The Elf On The Shelf, el elfo en la estantería. Es una tradición norteamericana, extendida ya por muchos países. Se trata de un elfo que vive en los estantes de nuestra casa. Nos va observando para tomar nota de nuestro comportamiento. Por las noches
viaja al Polo Norte para decirle a Papá Noél como nos ha visto y por la mañana, cuando nos levantamos, tenemos que buscarlo por la casa, ya que con la rapidez con que se mueve, puede que nos haya tirado alguna cosa en el suelo o incluso puede que este escondido. El mío esta de camino. De momento estoy pensando que nombre le pondré para registrarlo aquí.

Bonitas todas estas tradiciones ¿verdad? Y existen infinitas más. Las tradiciones, las costumbres, todo aquello que hacemos es lo que nos hace únicos. Es lo que dejaremos para la historia. Es algo que se hereda y forma parte de nuestra identidad. Creo que podemos convivir con las tradiciones y la electrónica, ¿verdad?

Aprovecho para desearos a todos felices fiestas. 
Gracias, gracias y gracias. ¡Feliz semana y hasta el jueves!
Coral💋
*
@coralcm 

Las fotos son del buscador de Google

Comentarios

Entradas populares de este blog

Despedida

Fin de año a Galicia

¿Esperar de?