Fin de año a Galicia

Holiña! ¿Qué tal estáis? Espero que muy bien. En el post de hoy voy a hablaros de mi viaje de fin de año que hice del 29 de diciembre de 2017 al 3 de enero de 2018 a Galicia. Llevo cuatro años celebrando el fin de año fuera de casa. Empecé por Paris, seguido de Londres, de Madrid y este año Santiago. Aunque sean 3 días es una excusa para hacer una escapadita. Por lo que se refiere a los precios puedes encontrar buenos precios si lo miras con tiempo. Ahora evidentemente no lo miraré, pero en mayo, junio de 2018 sí que empezaré a mirar viajes para fin de año 2018-2019. Soy de las que les gusta tener las cosas bastante organizadas y planificadas. A parte en estas fechas es conveniente mirarlo con tiempo ya que puede salirte más barato que si esperas a ultimo momento. Así que ya sabéis, si alguna vez habéis pensado en iros de fin de año fuera empieza a mirarlo seis meses antes.  
Bueno, a lo que vamos. Hoy viajaremos a Galicia.

Día 1, de ida. Como viene siendo costumbre en mis últimos viajes, a las 3.30 suena el despertador. Nuestro vuelo sale a las 7 pero lo tenemos a 50 quilómetros. Tenemos un vuelo es bastante movidito. Tenemos turbulencias casi todo el vuelo. Tengo ganas de llegar la verdad. Ya que nos quedamos cinco días decidimos facturar equipaje. Nuestra sorpresa es que al llegar a Santiago nuestras maletas ya nos están esperando en la cinta. Las recogemos y cogemos un taxi que nos lleva hasta el hostal. El taxi nos cuesta 21,00€.  Es un precio cerrado. Desde la ciudad y desde el aeropuerto. Casi siempre cogemos taxi desde los aeropuertos por el simple hecho que llevamos bastante equipaje. Es mucho más cómodo que bus o metro.
Dejamos las maletas en el alojamiento y damos una vuelta por Santiago. Es el único día que nos hace sol todo el día. Vamos a comer cerca del hostal donde nos alojamos, Hostal Mapoula, el cual os recomiendo al cien por cien. Comemos un  menú de 10€ en Café Bar Gaiola,  Rúa dos Bautizados & Ruela de Fuenterrabía. Al terminar vamos a descansar un rato y por la tarde volvemos a callejear por la zona de la Catedral, la plaza de las Platerías, la zona del mercado de Abastos de Santiago, hacia la Plaza de Santo Agostiño, Plaza da Pescadería Vella… recorremos las calles de la ciudad vieja y nos hacemos fotos. Por la noche cenamos en 100 Montaditos que nos queda al lado del hostal. Los 100 montaditos se puede resumir en bueno, bonito, barato. La verdad es que yo los tengo vistos pero nunca había entrado en ninguno de ellos. Por si hay alguien como yo que no lo conocía, la verdad es que está muy bien. Una ensalada 3,50€, montaditos de 1€, 1,50€ i 2€. No sé si todos los precios son iguales a todas las cadenas, no obstante, imagino que parecidos sí tienen que ser. Hoy hemos caminado 8,60km. Terminamos el día con un agotamiento horroroso. Teniendo en cuenta que nos hemos levantado a las 3.30 de la mañana, a las 22 estamos ya en la cama.

Día 2, A Coruña. Nos levantamos a las 8. El desayuno es a la tercera planta del edificio. Nuestra habitación está en la primera planta. En este hostal se respira un ambiente muy familiar. Me ha encantado alojarme aquí. El señor del hostal nos prepara cada mañana las tostadas y el zumo de naranja natural. Nos lo prepara él allí en directo. Es un encanto de hombre. Él, y todos los que nos hemos encontrado trabajando aquí: la mujer de recepción, las camareras de pisos… son todos muy amables la verdad. Como dije en mi opinión en Booking, nos hemos sentido como en casa. Si alguna vez vuelvo a Santiago, estoy segura que mirare disponibilidad aquí. Así que a vosotros también os lo recomiendo.


Hoy queremos visitar A Coruña. Vamos hacia en tren. La estación de Renfe nos queda a 5 minutos andando desde el hostal. El tren nos cuesta 11,80€ ida y vuelta. Hemos escogido este lugar porque vamos consultando el tiempo cada día mil veces y nos marcaba que no llovería. Y así fue. Pudimos pasear sin paraguas.


Por los que no lo habéis visitado, A Coruña, se sitúa en la costa noroeste de la Península Ibérica. Es la segunda ciudad con más habitantes de Galicia después de Vigo.
La estación nos deja un poco apartados de lo que es el centro, el puerto… no obstante decidimos ir caminado.
El objetivo de nuestro viaje era hacer un poco de camino de Santiago, no obstante lo que hicimos fue camino del centro histórico de Santiago, el camino de ciudad de A Coruña y camino de turismo urbano por Vigo. Jejeje no está nada mal, ¿no?

Ah! Y también hicimos el camino de shopping! Además había muchas tiendas que ya estaban de rebajas antes de reyes.

En A Coruña comemos en una pizzería italiana que se llama il Piccolino (os dejo el enlace también) situada en la calle Rúa Franja, justo al centro de la ciudad vieja.
Durante el día callejeamos por la ciudad: Castillo de San Antón, convento de Santo Domingo, el puerto, Iglesia de San Nicolás, el Palacio Municipal (Casa Consistorial), paseo marítimo, el centro peatonal lleno de tiendas y la zona de las playas.
Por la tarde encontramos un lugar muy curioso y que nos encantó. Se llama Almacén Concept Store. Es un local que se combinan diferentes negocios no obstante están todos juntos. Tienda y bar. Tomamos un café, que te haces tu mismo, que pertenecía a la tienda, no en el Bar. Un nuevo concepto que nos gustó mucho. 
Desde aquí nos fuimos a la zona de la playa de Riazor, donde el mar estaba bastante movidito y pudimos hacernos unas fotos bastante chulas.   Volvemos en tren. Hoy hacemos dieta y no cenamos. Aun tenemos la pizza en el estomago. 
Hoy hemos caminado 14,10km.  


Día 3. Fin de año. Día de lluvia durante el día. La idea era irnos a algún pueblecito cerca de Santiago, visitarlo pero no andar mucho ya que la noche seria larga. No obstante al levantarnos estaba lloviendo bastante, así que cambiamos de planes y nos quedamos paseando por Santiago. Fuimos a unos rinconcitos preciosos. Os lo recomiendo sin dudarlo, el Terraza BarCosta Vella. Lo entontareis en Rúa da Pena, 17. Es un sitio que no os podéis perder. Imprescindible para visitar y tomar algo. (os pongo el link de mis fotos y juzgad vosotros mismos ;) )   
Por la noche hicimos la cena y las campanadas en el alojamiento. Nos arreglamos y sobre la 1 salimos.

Día 4. Día de “relax”. Día uno, Día de pensar. 

Día de meditar. 
Día de balance. 
Día que para mucha gente es inicio de nuevos propósitos, objetivos, metas. Nuestro día también fue tranquilito. Fuimos a comer cerca del alojamiento, al restaurante Paris, Rúa Bautizados 11. Os lo recomiendo también.


Día 5. Vigo. Volvimos a coger el tren esta vez dirección contraria a A Coruña. Tren a Vigo, ida y vuelta nos cuesta 17,80€, con Renfe también. No obstante a la vuelta tuvimos que hacer trasbordo en Pontevedra. Durante todo el día nos llovió. Xiri miri, pero llovió. Tuvimos una tregua de 10 minutos los cuales aprovechamos para hacernos fotos en el puerto. Callejeamos las calles de la ciudad antigua. Descubrimos la granja Sémola, donde nos paramos a tomar un café y a mirar la cantidad de preciosos y, deducimos que, deliciosos pasteles.

Caminando, caminando encontramos un lugar que se llama Sésamo, que es dónde comimos. Ambos lugares os los recomiendo. 

Por cierto, ¿En Vigo todos los locales comienzan por Sé? 

Hoy hemos caminado 10,30 quilómetros.





Día 6. De vuelta a casa. El ultimo día de viaje para mi es el más pesado. En estos momentos siempre pienso que me gustaría tener una maquina del tiempo, ponerme dentro, hacer clic y estar de vuelta a casa. Nuestro ultimo día a Santiago decidimos salir del alojamiento más tarde de lo habitual, ya que nos esperaba un día muy largo. Por la mañana decidimos hacer un ultimo paseo por la ciudad vieja; la catedral y sus bonitas calles del alrededor. También fuimos de turismo de shopping por última vez. La mayoría de las tiendas estaban de rebajas, y descubrí una que se llama El Armario de Alma, que me encantó. Me compré una bufanda de estas tan grandes y suaves que ya andaba buscando todo este invierno. Después fuimos a comer al restaurante París, el mismo del día 1.


Al terminar de comer nos entró la morriña, y en estos momentos, son los que más detesto de los últimos días, que no puedes ir a descansar ni cinco minutos al hotel. Tumbar-te, cargar el teléfono, cargar las pilas del cuerpo y volver a callejear. Así que, antes que nos cogiera más morriña nos levantamos y de paseo otra vez. Encontramos una tienda que se llama Chocolat Factory, que como el nombre indica, es una fabrica de chocolate. A parte de ser todo monísimo, este chocolate esta aún más rico. Compramos aquí los últimos souvenirs. De aquí nos fuimos de paseo al parque de Alameda, que habíamos dejado para visitar el ultimo día. Este parque nos encantó. Fue uno de los momentos que más nos llovió, pero dimos la vuelta intentando mojarnos lo menos posible. Desde el paseo da ferradura tiene unas vistas preciosas a la catedral. Este parque no os lo podéis perder si visitáis Santiago. De aquí nos fuimos a tomar la ultima copa al bar que hemos ido casi cada día, que esta en la calle Rúa do Xeneral Pardiñas. El local nos encantó y nos encontrábamos muy a gusto. Estábamos ya bastante cansadas, pero aun nos quedaban unas horitas para ir para el aeropuerto. Ya que en el alojamiento eran tan amables decidimos ir allí y preguntarles si podíamos cargar los teléfonos y descansar un rato. Así lo hicimos. Estuvimos una hora más o menos y cogimos un taxi (21€ igual que la ida) y rumbo aeropuerto. El vuelo genial. 

Hoy hemos caminado 8,70 quilómetros.


Os dejo links interesantes por si queréis iros de visita a la bella Galícia.

Turismo Santiago de Compostela à http://www.santiagoturismo.com/
Turismo A Coruña à http://www.turismocoruna.com/web/  




Hoy terminaremos con una frase de Paulo Coehlo del Peregrino de Compostela que dice el camino es el que nos enseña la mejor forma de llegar y nos enriquece mientras lo estamos cruzando. 

Gracias, gracias y gracias. ¡Feliz semana y hasta el jueves! ¡Hazte feliz!
Coral·💋
*


Las fotos son mías.  

Comentarios

  1. Muy buen artículo.
    Me ayudas a ver algunos lugares dignos de recomendar al Galicia Turismo, pues aveces van a ciegas sin saber los maravillosos lugares que podemos ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Claudio. En primer lugar muchas gracias por leer mi artículo y en segundo lugar por tu comentario. Muchas gracias de corazón.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Despedida

¿Esperar de?