Luce tu pelo


¡Holi! ¿Cómo estáis?

Hacía días que quería hacer un artículo hablando de los complementos para el pelo, por qué no se a vosotras pero a mí me encantan. Tengo que decir, que aunque se pueden llevar todo el año los utilizo más en verano que en invierno. Bueno, digamos que son diferentes. En invierno son más estilo gorros y en verano pueden ser de infinitas maneras, formas, colores… Y de esto es de lo que quiero hablaros hoy. No obstante, se pueden llevar todos los días del año, ya que estos son atemporales.

Luce tu pelo. 

Antes de empezar con diferentes opciones, decir que voy a hablar de las que a mí más me gustan y/o utilizo más. También añadir que hoy día tenemos muchas opciones y se pueden utilizar tengas el pelo que tengas. Ya sea largo, corto, rizado, liso, sin flequillo, con flequillo… todos los complementos son adaptables a nuestro súper divino pelazo.

Así pues allá vamos:

DIADEMAS

Tengo que confesar que hasta hace poco no era muy fan de las diademas (para salir por la calle). Tengo que confesar, por el contrario, que es llegar a casa y ponérmela. Pero desde hace unos meses, que estoy dejándome el flequillo largo (lo llevaba recto y justo por las cejas) y últimamente estoy utilizando muchos más complementos del pelo, por la calle. Así pues, la diadema es una de mis mejores aliadas. Ya sean anchas, estrechas, lisas, estampadas, la diadema siempre te da un toque dulce a tu look.

Supongo que asociamos la diadema a un look dulce porque principalmente se utiliza cuando eres una niña. No obstante si miramos los orígenes de la diadema, vemos que, este concepto deriva del latín diadēma. Las diademas se utilizaban en la antigüedad para adornar la cabeza con flores y hojas. En la Antigua Grecia y en la Antigua Roma, se utilizaban a modo de reconocimiento o premio. No voy a entrar en todas modalidades donde se usaban diademas, no obstante, precisamente, no eran para las niñas, como es bastante habitual hoy día. De hecho no eran utilizadas con la misma finalidad de hoy. Evidentemente, como todo, ha ido evolucionando, y antiguamente, las llevaban hombres y mujeres.

Pero a lo que vamos, ahora, encuentro en las diademas este toque dulce, esta distinción de elegancia, de majestuosidad… fijaos que muchas novias las usan, en eventos reales también, etcétera. Ya que su sinónimo es la corona.

Sí que es verdad que hoy día diferenciamos más una corona de una diadema, no obstante es casi igual. Transmitir junto con todo tu look niña interior que todas llevamos dentro. Esta niña que se convierte en princesa y más adelante en reina. Porque todas somos unas auténticas merecedoras de coronas.


FLORES

Me encantan las flores en la cabeza. Y afortunadamente existen en distintas variedades pero, a mí, las que más me gustan son las que vienen con un clip. Os adjunto algunas fotos.

Así, con un clip, son geniales ya que te las puedes poner, por ejemplo, en un costado recogiéndote sólo un poquito el pelo. La puedes poner, también, con un moñito o una cola. Otra opción es hacerte una trenza desde el costado, ponértela hacia atrás y aguantártela con un clip flor. Adjunto diferentes fotos, así lo veis mejor.

Las flores en el pelo, para mí, es el complemento por excelencia de la alegría. No sé a vosotras, pero a mí, las flores en el pelo me transmiten muy buen rollo.

Encontramos desde una pequeña flor, a cintas llenas de flores. Existe una flor para cada ocasión.

En mi caso, tengo el pelo castaño oscuro, y normalmente utilizo flores rojas o rosas, no obstante tengo unas de color negro que me pongo muchísimas veces. Esta flor, se convierte en un complemento que casi no se ve, pero si no lo llevas se nota que falta alguna cosa. ¿Sabéis a que me refiero verdad? Existen complementos que si los llevas a lo mejor casi no se notan, son casi inexistentes, no obstante, si no los llevas, se nota que le falta un toque a tu look. Es la magia del menos es más.

Tenemos una flor para cada flor, nosotras.

PAÑUELOS

A mí me encanta hacerme un moño, ligármelo con una goma, ya que tengo el pelo muy liso y sino no me dura ni cinco minutos y a continuación enrollarme la parte inferior del moño con un pañuelo pequeño. Como por ejemplo la fotografía que adjunto, en este caso de zara.

Otra opción es ponerte el pañuelo como si fuese una diadema. En este caso puedes hacer una trenza, por ejemplo con tres pañuelos pequeños, enrollarlo… e ponértelo como una diadema o corona. 

Otra opción es enrollar el pañuelo en una diadema pequeña. En mi caso, tengo una de pequeña y de color negro (os adjunto la foto) que me encanta porque da mucho juego. Pues como podéis ver, la enrolláis en la diadema y da un toque diferente.

En todos los casos añadir que mis aliados son los clips y la laca. Sin ellos cualquiera de mi look no me duraría ni cinco minutos.  

DETALLITO EN EL MOÑO, COLETA, EN NADA…

Una sencilla cola, moño o el pelo suelto puede cambiar al 100% si le damos un toque con un pequeño detallito. Yo, en ocasiones utilizo horquillas con una perla en la punta, una pequeña flor, clips con corazones e otras formas. O incluso mini gomitas de colores. A veces me hago una trenza en el costado y me la ligo con una mini goma de color. 

CLIPS

Mis aliados por excelencia (los lisos). Pero aquí me refiero a los clips que tienen un detallito pegado. No voy a repetirme, ya que lo he comentado justo antes con las horquillas, no obstante, por suerte la nuestra, tenemos mucha variedad de clips con detallitos pegados. Os voy a contar mi secreto… en muchas ocasiones, por no decir siempre, cuanto estoy mirando complementos para el pelo, donde me paso más rato es en el apartado de niñas. Tienen cosas, evidentemente, que son muy infantiles, no obstante, muchas veces mis compras son artículos pensados para niñas. Los clips son los que más veces he comprado en esta sección. Son de tonos más claros, suaves, rosados, con detallitos como estrellas, corazones… que en el apartado de adultas cuestan bastante de encontrar.

Si ya lo decía antes, todas llevamos una niña dentro que no crecerá jamás. Bueno, la mía, no ;) 

Coronas, flores, clips… sea cual sea el complemento que escoges sólo tienes que sentirte cómoda y no la sensación de llevar un disfraz. Aunque la vida sea un carnaval donde desfilamos cada día, en nuestra pasarela nunca tenemos que dejar de ser nosotras mismas.

Luce tú y lucirá tu pelo.

Muchas gracias por leerme.

Gracias, gracias y gracias

Comentarios

Entradas populares de este blog

@davibusta (parte I)

Dulce Sorteo

Despedida